Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reasonApertura de la misión nueva en Chalatenango

Acogida > Noticias > Artículo

Apertura de la misión nueva en Chalatenango

Martha Lucía Pérez Gutierrez

El día de la celebración de los 401 años del nacimiento de nuestra querida Santa Margarita hemos vivido la experiencia común de la apertura de la misión nueva en Chalatenango. Un momento lleno de entusiasmo, un tiempo de fe y una luz de esperanza en período de pandemia.

Haciendo relectura nos hemos dado cuenta que nos acompaña un hilo conductor en la misión en El Salvador: Acompañar a su pueblo en tiempos difíciles. En 1987 durante la guerra hemos fundado nuestra primera misión y ahora en el 2021 durante la pandemia de COVID-19 fundamos nuestra segunda misión. Sin duda alguna es un llamado de Dios el acompañar a su pueblo en momentos difíciles.

En estos momentos aún estaban por acomodarse, esperamos que pronto tengamos las fotos más recientes de cómo quedó la casa al final de su instalación y amueblado. Acompañamos a las hermanas en éste nuevo desafío de su sentirse en casa, acomodarse en lo que hay y dar su mejor esfuerzo en arreglar la casa a su estilo y forma.

La segunda parte de ésta experiencia fue la presentación oficial de las hermanas, la bendición de la casa e inauguración de la nueva misión de Acompañamiento, Organización y Planificación de la Catequesis Diocesana.

En el momento de la homilía de la Eucaristía de acogida, Mons. Oswaldo nos pidió presentarnos cada una y hacer una breve descripción de la Congregación, de nuestro Carisma y Espiritualidad, de lo que haremos en la Diócesis y de quién era Santa Margarita Bourgeoys y la gente nos recibió con alegría.

Después de eso se hizo la procesión de ofrendas en la que compartimos con la comunidad en Chalatenango: Flores, una Imagen de Santa Margarita y el Pan y el Vino.

Antes de finalizar la Eucaristía, se hizo el envío a las hermanas y se les invitó a ir en misión, con palabras de Santa Margarita.

Cantamos un canto a Margarita “mujer de profunda fé” y nos invitaron a tomarnos una foto con el grupo de celebrantes de la Eucaristía.

Finalizada la eucaristía y celebración de acogida en la comunidad la Aldeita de la parroquia María Auxiliadora, nos invitaron a pasar a la casa para hacer la bendición del lugar donde vivirán las hermanas.

Terminamos éste momento de compartir con una cena en la que todos los agentes de pastoral que integran el consejo parroquial, la gente de la Aldeíta, Monseñor Oswaldo, los sacerdotes y nosotras compartimos una rica sopa de gallina criolla.

Agradecemos a cada una su solidaridad, oraciones y buenos deseos para esta nueva misión que comenzó con mucha esperanza, generosidad de la gente de La Aldeíta, trabajo de los sacerdotes Salvador Deras y Mauricio Quijada y también de nuestras hermanas: Pedrina, Sandra y Silvia. Les seguimos encomendando a su corazón orante para que pueda continuarse el camino de Visitación y encomendamos también a Carmela que como una sola comunidad, por el momento, ella sigue realizando su misión en Brisas de Candelaria.

Gracias por todo su apoyo para nosotras, y por respaldar nuestra misión con su escucha, interés y solidaridad. Seguimos unidas en oración.

 

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada