Your browser is not Javascript enable or you have turn it off. We recommend you to activate for better security reasonORACION CON LOS CUATRO PUNTOS CARDINALES

Acogida > Noticias > Artículo

ORACION CON LOS CUATRO PUNTOS CARDINALES

Ligia Elizabeth Molina Sevilla y Ercilia Janeth Ferrera Erazo, CND

INTRODUCCION:

En este tiempo de la Creación se nos invita a celebrar y vivir el tema “¿Una casa para todos? Renovando el Oikos de Dios” y se nos ha invitado a firmar la petición “Planeta Sano, Gente Sana” en preparación a las cumbres mundiales sobre la “Biodiversidad COP 15 en octubre y el Cambio Climático COP 26 en noviembre”. Oremos juntas y juntos desde cualquier punto del planeta rogando al Creador del cielo y Creador de la madre tierra que nos ayude a tomar conciencia del deterioro de nuestra tierra y a realizar acciones urgentes a favor de la vida para encontrar nuevas formas de relacionarnos como seres humanos con la madre tierra y así vivir una ecología integral.

Nos unimos al clamor de la gente de todo el planeta que lucha… y volvemos nuestros rostros, nuestros ojos- para alabar, clamar y agradecer al Corazón del cielo y Corazón de la tierra por toda su bondad.

“Dios vio que todo cuanto había hecho era muy bueno” - Génesis 31ª

“Alabado seas, mi Señor por la hermana nuestra madre tierra, la cual nos sustenta, y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierba” – Laudato Si # 1

Ambientación:

Hacer un círculo y decorar con candelas de diferente color cada punto cardinal y poner alrededor flores naturales y al centro agua, fuego y frutos de la tierra… y otros símbolos que deseemos, una persona va leyendo el significado de cada punto en forma de oración.

ESTE: (el color de la candela es amarillo)

Nos inclinamos hacia el este y volvemos nuestra mirada hacia donde sale el sol naciente, el color de la vela que encendemos.
Invocamos al Corazón del cielo y corazón de la tierra y pedimos por los países asiáticos, el color amarillo les identifica y les ilumina en sus acciones a favor del cambio climático.

“Esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla. La violencia que hay en el corazón humano, herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en todos los seres vivientes”.  Laudato Si # 2

OREMOS: por todas las personas que luchan por el cierre o se aseguran de que las plantas nucleares no causen más estragos en el planeta y nos comprometamos a realizar acciones para que se terminen con todo tipo de armas en el planeta.

Oremos en silencio…

SUR: (el color de la candela es rojo)

Volvemos la mirada hacia el sur, donde el color rojo nos revela el martirio y sufrimiento de estos pueblos del tercer mundo confinados a la pobreza por el poder colonial e imperialista que les ha regido desde la colonia hasta hoy día en sus diferentes formas… depredación ecológica, salud precaria, el avance irremediable del Covid 19 sin que los gobiernos de América Latina se preocupen por los pobres.

“Por eso entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada tierra, que gime y sufre dolores de parto, olvidamos que nosotros mismos somos tierra, nuestro propio cuerpo está construido por los elementos del planeta, su aire es el que nos da el aliento y su agua nos vivifica y restaura” Laudato Si # 2

OREMOS: Por nuestros pueblos del sur para que tengan la perseverancia de seguir en la lucha por la vida, en la lucha por el respecto y defensa de la tierra y para que los olvidados de siempre tengan una voz y un canto capaz de construir e interpelar nuestro estilo de vida.

Oremos en silencio.

OESTE: (el color de la candela es verde)

Giramos y volvemos nuestra mirada hacia los países del oeste pensando en el continente africano y su multiculturalidad, países pobres y marginados excluidos del sistema.

“Dado que el mercado tiende a crear un mecanismo consumista compulsivo para colocar sus productos, las personas terminan sumergidas en la vorágine de las compras y los gastos innecesarios.  El consumismo obsesivo es el reflejo subjetivo del paradigma tecno económico” … Laudato Si # 203

OREMOS: Te pedimos oh Corazón del cielo y Corazón de la tierra que brote la esperanza en estos pueblos que luchan por salir de la pobreza y marginación de tantos siglos, que puedan generar la vida, la inclusión y el reconocimiento de cada persona y la defensa de nuestra madre tierra y sus recursos.  

Oremos en silencio

NORTE: (El color de la candela es blanco).

Giramos hacia el norte y ponemos en tus manos, Señor creador del universo, las personas solidarias con la causa ambiental, que han sido vanguardias del cambio climático, que sigan tomando posición y tomando acciones concretas exigiendo a sus gobiernos y pueblos del norte que sean congruentes con su discurso y sus acciones frente a la urgencia del cambio climático.

“La situación actual del mundo provoca una sensación de inestabilidad e inseguridad que a su vez favorece formas de egoísmo colectivo.  Cuando las personas se vuelven autorreferenciales y se aíslan en su propia conciencia, acrecientan su voracidad.  Mientras más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir”.  Laudato Si # 204.

OREMOS al Corazón del cielo y de la tierra para una mayor conciencia y cuido de la casa común, de todos sus bienes, de la persona humana y luchemos por buscar construir e impulsar junto a otros y otras políticas que permitan escuchar este clamor de la tierra que va en vías de destrucción y muerte, no permitas Creador y Formador que seamos indiferentes a este grito de nuestros tiempos.

Oremos en silencio

CENTRO: (el color de las candelas es azul y rosado)

Volvemos nuestra vista hacia el centro del círculo -centro del universo- donde la vida fluye, el fuego penetra y la tierra se fertiliza, y el cielo azul profundo alaba a su Creador.

Oh Corazón del cielo y Corazón de la tierra, ven en ayuda de toda persona con conciencia social para proteger nuestra casa común y alcemos al mundo la voz ante la urgencia de actuar colectivamente a favor de nuestra casa común, nuestra Madre Tierra.

“Un cambio en los estilos de vida podría llegar a ejercer una sana presión sobre los que tienen poder político, económico y social.  Es lo que ocurre cuando los movimientos de consumidores logran que dejen de adquirirse ciertos productos y así se vuelven efectivos para modificar el comportamiento de las empresas, forzándolas a considerar el impacto ambiental y los patrones de producción” Laudato Si # 206

“La crisis ecológica es un llamado a una profunda conversión interior” … Laudato si # 217

OREMOS juntas y juntos al Señor de la vida y la justicia, clamemos hacia ÉL desde nuestro centro, nuestro interior para que fluya la vida, el amor, la paz y la justicia hacia nuestro planeta.

Que haya una armonía, una comunión de la humanidad con todos los seres y especies de la creación, que podamos escuchar la llamada de este tiempo a la conversión de nuestros estilos de vida a favor de nuestra casa común.

Oremos en silencio

ORACION FINAL:( luego con las manos entendidas hacia el centro nos inclinamos en un gesto de reverencia, sanación y armonía con lo creado).

Te Pedimos Señor, Dios Creador y Formador del Universo que podamos vivir reconciliados con la creación y que podamos examinar y reconocer nuestras maneras particulares y comunitarias de como ofendemos y dañamos la creación y nuestra incapacidad de tomar acciones concretas, que nos sintamos tierra con la tierra y que nuestro aliento de vida no cese de reconocer tu amor y llamada a la conversión ecológica.   Amén

Podemos terminar con un canto apropiado, un Padre Nuestro o la Oración del Papá por la creación o la oración de San Francisco de Asís.

Al final, en un gesto fraternal y sororal nos inclinamos a cada punto cardinal y a las personas a nuestro alrededor y pedimos la bendición y la paz y la justicia para nuestro mundo.

Oración preparada por las hermanas: Ligia Elizabeth Molina Sevilla y Ercilia Janeth Ferrera Erazo, CND

 

Vuelta al índice precedente Todas las noticias
© Tous droits réservés Congrégation de Notre-Dame, Montréal, Québec, Canada